viernes, 12 de septiembre de 2014

¿Dios los puso ahí también?

Jorge G. Alvear Macías

@jorgalve

Augusto Pinochet
Próximamente se cumplirán 41 años del asesinato del cantautor Víctor Jara, símbolo de la indefensión ciudadana en la dictadura de Pinochet, quien afirmara que Dios lo llevó al poder. Continúa la discusión si acaso el logrado desarrollo social, económico y tecnológico de Chile justifica el sacrificio de vidas, libertades y la violación de derechos humanos en dicha sociedad. Considerando que las bases para el éxito económico fueron sentadas durante ese gobierno, responsable de tales crímenes.
Muchos recordarán que en aquellos tiempos, en reuniones sociales se comentaba la necesidad de un Pinochet para que solucionara los problemas políticos, económicos y sociales de nuestro país. Entonces nada conocíamos de los asesinatos, torturas, desapariciones y violaciones de niñas y mujeres ejecutados por agentes del Estado chileno; y menos que hubiera víctimas ecuatorianas. Una información sin censura no habría permitido que “un Pinochet” estuviera entre nuestras opciones.