viernes, 20 de enero de 2017

Una comisión antiimpunidad (II)

Jorge G. Alvear Macías 


Esta semana fueron capturados por fraude el hijo y el hermano del presidente de Guatemala, gracias a la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) y el Ministerio Público (MP).

Anteriormente, la Cicig y el MP lograron la detención y procesamiento de Roxana Baldetti, exvicepresidenta de la República, acusada de cohecho pasivo, entre otros delitos (agosto 2015). El expresidente de la República Otto Pérez Molina también fue vinculado a ese proceso (septiembre 2015). Ambos permanecen detenidos.
En su último informe, el jefe de la Cicig, comisionado Iván Velásquez, anota que en cinco casos investigados hay evidencias de los negocios ilícitos “…que sirvieron al entonces binomio presidencial en funciones y sus cercanos colaboradores para adjudicarse recursos de manera ilícita sirviéndose del poder otorgado por el Estado…”. Velásquez también comenta el rastreo de dinero y bienes de los cabecillas de las organizaciones delictivas y de sus testaferros, y la utilización de un grupo de empresas fachada “o de cartón”. En ellas las mafias acumularon sumas millonarias de dinero receptadas de comerciantes y grupos empresariales, que financiaron la logística y publicidad en la campaña presidencial de Pérez Molina y no fueron declaradas al Tribunal Supremo Electoral. LÉA MÁS 
*Publicado originalmente el diario El Universo el día viernes 20 de enero del 2017.