viernes, 24 de marzo de 2017

La juventud “abrió los ojos”



¡Al fin! Se involucró en la política nacional comparando nuestra realidad con la de Venezuela.

Después del 19 de febrero Ecuador no es ni será el mismo y ojalá que así lo entiendan los que hoy son gobierno en salida y líderes de oposición. Es precisamente la gente joven a la que apeló la revolución ciudadana en el 2006, la que decidió que el proyecto político de Correa y su modelo de economía no deben continuar. Los resultados de los sufragios y las opiniones en las redes lo confirman. Especialmente en las redes, donde los jóvenes adquieren y expresan su cualidad de ciudadanos y también son protagonistas.

La deliberación juvenil en los tres últimos años sobre el modelo del correato, -además carente de todo control jurídico-, los hizo comprobar que la desinstitucionalización de una comunidad termina en desorden, impide realizar un plan de vida y les sumó incertidumbre, pese a su inclinación de gran entusiasmo para construir el futuro.

Hoy rechazan el modelo fallido y también a  ‘lo viejo’ de la política oficialista, considerando que Alianza País ya no es una organización política nueva. Aquellos jóvenes que en inicios de la “revolución” tenían 15 años, hoy perciben y señalan su arcaísmo. LÉA MÁS: 

*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 24 de marzo del 2017