viernes, 19 de enero de 2018

Venezuela, color de sangre

El Carnicero
Jorge G. Alvear Macías

Luego de la ejecución del policía venezolano Óscar Pérez y, antes, otros crímenes cometidos por integrantes de aparatos estatales y civiles armados por el chavismo, toma sentido aquel estribillo del canto “Venezuela es roja rojita, con mi comandante derrotamos a los fascistas…”. Tanto que el Spiegel Daily, un periódico de la revista Der Spiegel, calificó de El carnicero (Der Schlächter) al dictador Nicolás Maduro. Una lectura que sugerimos al presidente Moreno y a la canciller, para reconsiderar la vergonzante postura con el régimen del dictador.

El autor de la crónica, Dominik Peters, describe el contexto del gobierno de Maduro como sistema para apagar a sus oponentes y suprimir a su gente hambrienta, con la ayuda de los militares. En el caso de Pérez, un rebelde –expiloto– de las fuerzas policiales, fue declarado enemigo número uno del Estado, luego de que meses atrás había robado un helicóptero, disparó al Ministerio del Interior, lanzó granadas a la Corte Suprema y pasó a la clandestinidad reclutando rebeldes que pelean en las montañas alrededor de Caracas. Sin embargo, Pérez fue ubicado por las tropas y habría sido ejecutado luego de haberse rendido. Variados videos compartidos en las redes lo muestran sangrando, armado y ofreciendo entregarse. LÉA MÁS: https://www.eluniverso.com/opinion/2018/01/19/nota/6573550/venezuela-color-sangre

*Publicado originalmente en el diario El Universo, el día viernes 19 de enero del 2018.