viernes, 24 de octubre de 2014

¡Liberen a López!

Jorge G. Alvear Macías

@jorgalve

Cuando los estados se adhieren a pactos o convenciones sobre derechos humanos, autorizan su escrutinio internacional en esta materia; y, se comprometen a acatar recomendaciones de los órganos de promoción y protección de los derechos humanos.
Por ello no tiene asidero el rechazo de la misión venezolana en la ONU, a las declaraciones del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU), Zeid Ra’ad Al Hussein. Este exhortó al gobierno venezolano a liberar inmediatamente al líder político Leopoldo López “… y a todos aquellos detenidos por ejercer su legítimo derecho a expresarse”.
El Alto Comisionado hizo su pedido después de que el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, concluyera que se debe liberar inmediatamente a Leopoldo López, detenido en una prisión militar de Caracas.
Los expertos de ese Grupo constataron, en una investigación de más de 7 meses, que López fue detenido arbitrariamente con violación de varios de sus derechos civiles, políticos y constitucionales. Situación recogida en una comunicación cursada al Estado de Venezuela, en la que dicho Grupo constituido por 47 países, señaló que Venezuela incumplió el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pues López fue detenido sin permitírsele el legítimo derecho a la defensa y negándosele el derecho a la presunción de inocencia.