viernes, 30 de diciembre de 2016

Mientras tanto… ¡Feliz año!

Jorge G. Alvear Macías 


Resulta inquietante el comunicado de la Secom de esta semana. Envuelve al menos contradicción y deja un mensaje de resistencia a transparentar un gravísimo caso de corrupción que apunta a Odebrecht y a funcionarios públicos. No ayuda al Gobierno cuestionar por una supuesta “falta de pruebas” y “beneficio de inventario” a las versiones de los directivos de la empresa que se declararon culpables de actos de corrupción, dizque para atenuarlos, y poder negociar su responsabilidad ante la justicia estadounidense con millonarias multas. Esa posibilidad de prestar “cooperación eficaz” para esclarecer hechos investigados es admisible en EE. UU. y también en nuestro COIP.
La posición se contradice con la Fiscalía que requirió oficialmente la documentación a Estados Unidos y Brasil, luego de que funcionarios de Odebrecht dijeron haber entregado sobornos en este país por 33,5 millones de dólares (entre 2007 y 2016). ¡Señores, esto fue revelado en una Corte de Nueva York!
La postura contrasta con la de otros países “salpicados” por la corrupción en la investigación. En Colombia, por ejemplo, el secretario de Transparencia de la Presidencia, con base en el anuncio del Departamento de Justicia de Estados Unidos, identificó a un “alto funcionario de la administración del gobierno de Uribe” de haber recibido sobornos. El expresidente aceptó que alguien de su gobierno estaría involucrado con los sobornos de Odebrecht, pero también mencionó que sospecha de sobornos durante el gobierno de Juan Manuel Santos.
El gobierno de República Dominicana ofreció actuar con toda responsabilidad contra los implicados, a pesar de que no ha recibido aún la información “por una vía oficial”. En Venezuela, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, “instó a Odebrecht a denunciar a quienes pagaron sobornos o financiamiento en Venezuela”. En Panamá, el Gobierno respaldó investigaciones del Ministerio Público para procesar y sancionar a empresas y personas enredadas. Además enviará fiscales a Washington para enterarse del caso.
Pero la posición que más se destaca, por su profesionalismo e independencia, es la del Ministerio Público del Perú. El viernes pasado, anunció que el Brasil aceptó “incluir en los acuerdos de delación compensada de Marcelo Odebrecht, cláusulas que permitan obtener información sobre actos de corrupción” en el Perú. LÉA MÁS
*Publicado originalmente en el Diario El Universo, el día viernes 30 de diciembre del 2016

viernes, 23 de diciembre de 2016

¡Alejemos la tristeza!

Jorge G. Alvear Macías 


La Nochebuena, con todo el significado que trae para los católicos, también impulsa a las familias y a los individuos a celebrar la Navidad, con niños felices, reunidos y con espíritu sereno. Una especial oportunidad para expresarnos afecto con alegría, aun cuando multitudes sentirán en su interior soledad, tristeza, angustia o nostalgia.
Habrá quienes, en medio del compromiso a sentirse alegres, sientan rabia o infortunio y quisieran evadirse de la celebración. Se dice que estas festividades, al mismo tiempo que movilizan emociones gratas, también precipitan emociones contradictorias. Que conllevan una expectativa y una realidad; de tal manera que si coinciden ambas, el positivismo se adueña del individuo, de lo contrario lo hará el desengaño. Por ejemplo, si una persona espera reunirse con otra y la reunión no ocurre, o no se concreta el ansiado regalo. La frustración originada por experiencias desagradables, conflictivas o dolorosas se alojará en los recuerdos inconscientes del año venidero. Y claro, llegado el evento, algunos disimulan, otros no y se declaran antifestivos y lo expresan inconscientemente.
En una sociedad con distintos caracteres, creencias y filosofías que marcan a las personas, no es extraño que la Navidad entusiasme, apasione y ahuyente por igual. La depresión puede invadirnos, por el recuerdo de los que ya no están con nosotros. LÉA MÁS:
*Publicado originalmente en el diario El Universo, el día viernes 23 de diciembre del 2016.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Lo lograron, lo hicieron…

Jorge G. Alvear Macías 


Parecía imposible. El Parlamento Europeo dio visto bueno esta semana a la incorporación de Ecuador al Acuerdo Comercial, que la Unión Europea (UE) celebró en el 2012 con Colombia y Perú. Corríamos el riesgo de perder el acceso preferencial a ese mercado comunitario, si no se aprobaba la incorporación, y nuestras exportaciones hubieran sido gravadas con fuertes aranceles a partir del 2017.
Finalmente funcionaron cientos de voluntades, del sector público y del sector privado. De Europa y de acá –más de allá–. Funcionó cuando empezaron a “remar” en una dirección, a la par de la colaboración internacional, gestionada apropiadamente, con sobriedad y eficiencia.
Según EL UNIVERSO, el responsable de abogar en el Parlamento Europeo por la aprobación, Helmut Scholz, explicó a sus colegas eurodiputados que el acuerdo es crucial para nuestra economía y para el impulso de “políticas sociales y medioambientales más progresistas”. Resaltándose su advertencia de que se vigilará el impacto que tenga el Tratado sobre la gente de nuestro país y que se reclamarán cambios en caso necesario. Esto implica que las autoridades del Estado ecuatoriano también deben respetar la Cláusula Democrática del Acuerdo.
El Acuerdo Comercial tiene objetivos generales: mejorar el comercio entre las dos regiones; el acceso a los servicios y a la contratación pública; reducir las barreras técnicas al comercio; desarrollar y modernizar las economías de los países andinos involucrados; atraerles inversiones; y, ayudar a sus empresas a competir internacionalmente. LÉA MÁS:
*Publicado originalmente en el Diario El Universo, el día viernes 16 de diciembre del 2016.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Más distracciones…

Jorge G. Alvear Macías 


El Banco Central del Ecuador (BCE) recibe depósitos de dineros de terceros, entre estos, los de la banca privada (de sus clientes).
El reciente incremento del encaje bancario (del 2% al 5%) dispuesto por la Junta Monetaria –también depositado en el BCE– representa aproximadamente 750 millones de dólares, valor que el BCE no podría invertirlo en bonos del Estado por impedírselo disposiciones constitucionales y legales; esto además fue ratificado por el ministro Patricio Rivera en una entrevista televisada. Así se despejaría en algo el temor de que la inoportuna medida (en esta recesión económica y baja inflación) sea el preámbulo para comprar bonos por montos entre 500 y 1.000 millones de dólares, recursos que se utilizarían para el gasto público deficitario tan demandante en diciembre.
Sin embargo, ante la inseguridad jurídica, la desconfianza sigue latente, pues si ocurriera tal indebida operación y coincidiera con situaciones emergentes del sistema bancario, el BCE no podría devolver inmediatamente esos recursos. Para colmar la inquietud el gerente del BCE, Diego Martínez, ha intentado explicar que las recientes resoluciones de la Junta Monetaria que elevaron el encaje bancario tuvieron el propósito de obligar a la banca privada a entregar créditos, “así no haya demanda de los clientes” (¿cómo es eso posible?). Se entiende que la medida del “encaje” supone un congelamiento de un monto de dinero, que también impide prestarlo. LÉA MÁS :
*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 9 de diciembre del 2016.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Desempleo y depresión

Jorge G. Alvear Macías


Hemos insistido desde hace tiempo en la necesidad de repensar las políticas laboral y tributaria para reactivar la economía. Apoyando la eliminación del “anticipo” del impuesto a la renta, del impuesto del 5% a la salida de divisas y las “salvaguardas arancelarias”. No hubo acogida y, además, se le impuso a la ciudadanía más sacrificios a su economía con nuevas contribuciones.
Como consecuencia llegó la recesión, se incrementó el desempleo y la desesperanza. La reciente encuesta de Market, en Guayaquil y Quito, reveló que la gran mayoría de ecuatorianos (83,25%) cree que la situación general del país ha empeorado en los últimos 3 meses. La disminución de las recaudaciones del IVA y del impuesto a la renta lo confirman. Con las alarmantes noticias sobre la falta de empleo, empiezan a manifestarse casos de depresión y suicidio (en esta semana, en Guayaquil, un desempleado en estado de depresión asesinó a su pareja, a 4 hijos e intentó suicidarse).
El competir por un empleo con miles de personas puede incrementar esa desesperanza. Basta imaginar a más de 11.000 personas que aplicaron a 150 plazas laborales en la ATM (Autoridad de Tránsito Municipal) en Guayaquil. Los hombres somos más propensos a sufrir problemas de salud mental en un contexto de recesión económica, como el que afecta al Ecuador. Esas posibilidades están más presentes en ciudades de la Costa, donde la burocracia no está en capacidad de absorber a los desempleados.
No obstante el clamor por el desempleo y ante la propuesta del candidato Lasso para revertirlo, se ha generado alguna opinión contraria a la eliminación o disminución de 12 impuestos. Simplemente se especula que tal vez los empresarios no invertirían en nuevas fuentes de empleo, aquellos recursos que dejará de recaudar el Estado con la eliminación o disminución dichas; olvidándose quizás que a pesar de no ocurrir dicha inversión, la disminución de impuestos en gran medida aliviaría al consumidor en esta carestía. LÉA MÁS 
*Publicado originalmente en el Diario El Universo el día viernes 2 de diciembre del 2016.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Tiempo de renuncia


Jorge G. Alvear Macías




Renunciar es una salida honorable, si se pretendiera impedir que los errores propios de un funcionario de alto nivel dañen más la imagen de una institución. Esto a propósito del revuelo e indignación causados por las declaraciones del asambleísta Christian Viteri, recogidas también en este Diario, sobre la red de corrupción en Petroecuador. En concreto, sus revelaciones vertidas esta semana en una entrevista con Estéfani Espín, de Ecuavisa.
Es muy preocupante la pérdida de la confianza ciudadana en las autoridades de la Fiscalía, organismo llamado a garantizar la investigación eficiente de delitos y defender los intereses de la sociedad y del Estado, sin temor ni favor.

El asambleísta aseguró que el informe de asistencia penal internacional que remitió el Ministerio de Gobierno de Panamá a la Fiscalía de Ecuador “no llegó el día 29 de septiembre como ha dicho el fiscal... A Carlos Pareja se lo dejó escapar ex profeso, o por lo menos, hubo negligencia dentro de la Fiscalía (abandonó el país el día 28 de septiembre)”.
Sostuvo que el indicado documento llegó a la Fiscalía el 26 de septiembre de 2016, a las 12:28; LÉA MÁS
*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 18 de noviembre del 2016
.

sábado, 12 de noviembre de 2016

¡Sucedió! Trump, presidente

               Jorge G. Alvear Macías



Hillary Clinton no logró escribir un nuevo capítulo en la historia de Estados Unidos como su primera mujer presidenta. Los estadounidenses escogieron nuevamente un hombre –Donald Trump–, a quien sus detractores acusaron de no estar preparado para conducir ese país, además de populista, xenófobo y antisistema.

La impopularidad pesó más sobre la señora Clinton, incluso dentro de su propio partido; identificada con el caduco entramado político. Recordemos que una corriente del partido Demócrata confiaba más en el triunfo de Bernie Sanders, cuya candidatura ella habría boicoteado. Tal vez entre los demócratas y simpatizantes no se atendió seriamente una encuesta (cadena Fox, junio 2016) en la que el 66% consideraba a Hillary como persona deshonesta y poco fiable.

El candidato Trump tampoco fue tomado en serio (entre demócratas y republicanos) cuando anunció su postulación antes de las primarias, ni en la campaña presidencial. Se mostró tal cual y a pesar de él, hizo conexión con un país real, lo que las dirigencias políticas de su propio partido no pudieron. Trump utilizó insistentemente en su discurso, y con éxito, la percepción de la encuesta en contra de su rival. Interpretó y canalizó a su favor la ansiedad sobre el presente y el miedo sobre el futuro, principalmente de la población rural (red necks). Les habló del dolor que sentían por trabajar muy duro y haber sido olvidados. Contrario a lo que se piensa, el miedo también moviliza. LEÁ MÁS: http://www.eluniverso.com/opinion/2016/11/11/nota/5897188/sucedio-trump-presidente

*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 11 de noviembre del 2016.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Trágica exhibición policial

Jorge G. Alvear Macías


Entre los conceptos fundamentales del Reglamento de Disciplina de la Policía Nacional se incluye el de negligencia: “Falta de cuidado, celo, solicitud o esmero en la ejecución de alguna orden o en el desempeño de una función”.
Es que fue falta de cuidado lo observado en un estadio de Santo Domingo de los Tsáchilas el domingo 30 de octubre, cuando elementos policiales del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) realizaron disparos a objetivos situados delante de las graderías ocupadas por numerosos espectadores. La supuesta demostración de destreza policial dejó como resultado que una adolescente y una mujer de 30 años, ubicadas entre los espectadores, sufrieron impactos de bala. La primera perdió la vida y la segunda resultó con heridas. La joven e inocente víctima dejó a sus padres en medio de un profundo dolor, impotencia e interrogantes.
Pero también alrededor de este lamentable desenlace quedan, en la sociedad ecuatoriana, muchas preguntas relacionadas con la responsabilidad directa e indirecta de la autorización del evento. No solamente se trata de los tres policías detenidos y sujetos a investigación. Es necesario que las investigaciones lleguen hasta los niveles de la jerarquía policial y autoridades civiles, para conocer por qué se permitió la práctica de tiro, con la utilización de balas reales y sin el cuidado debido. El estadio, con al menos diez mil personas, no tenía las condiciones de una galería para efectuar tiros de práctica con armas de fuego. LÉA MÁS: http://www.eluniverso.com/opinion/2016/11/04/nota/5889319/tragica-exhibicion-policial
*Publicado originalmente en el Diario El Universo el día viernes 4 de noviembre del 2016.


viernes, 28 de octubre de 2016

Lanata, azote de la corrupción

Jorge G. Alvear Macías 


Jorge Lanata se encuentra en Guayaquil y el alcalde distinguió al visitante, por su larga y valiente trayectoria como defensor de la libertad de expresión, información y de la prensa independiente. También había anticipado que era una forma de homenajear a la libertad.
Lanata fue calificado por el diario El País como referente del periodismo latinoamericano y azote del kirchnerismo. Su estilo provocador desnudó la política argentina y la corrupción del entorno de poder. Tiene una interesante visión del periodismo. Por ejemplo, encuentra que es incompatible con el concepto de revolución que proclaman gobiernos como Ecuador, Argentina, Venezuela y Bolivia, pues para sostener ese discurso precisan el monopolio de la opinión. Asimismo ha detectado que el poder no soporta el ridículo. Asegura que a los que están en el poder “no les importa que les digan ladrones, les importa que te rías de ellos”.
A los Kirchner los ubicó desde su columna, radio y televisión, como un grupo de derechas que utiliza la dialéctica de izquierdas para sus protervos fines. Los comparó con el chavismo de allá, de aquí y de otras partes. Coincidimos con el periodista, pues hemos advertido que el denominador común en estos regímenes es la audacia. Doblan la apuesta todo el tiempo y cuanto más arrinconados están, más doblan (parafraseando a Lanata). LÉA MÁS 
*Publicado originalmente en el diario El Universo, el día viernes 28 de octubre del 2016

viernes, 21 de octubre de 2016

¿Impunidad en venta?

Jorge G. Alvear Macías 


La ciudadanía reclama fiscalización, y las alianzas de más de un candidato no son nada coherentes para satisfacer esa clamorosa necesidad social. Se repite casi al unísono que la fiscalización será parte del plan de gobierno de un par de candidatos, algo que resulta difícilmente digerible, pues los partidos o movimientos incorporados en las alianzas estuvieron vinculados al oficialismo, hoy enlodado de corrupción. ¿Cómo creer que con un presidente y asamblea, que pueden llegar al poder aupados así, no habrá impunidad de los atracos a los dineros del Estado? Esto, además del blindaje legal de algunas normas del COIP que la facilitará.
Ante la inquietante realidad, los candidatos deben explicar en concreto cómo ejecutarán la fiscalización que (unos, otros no) ofrecen con alegre generalidad y sin sustancia. Esto, ante el temor expresado ayer en Radio Democracia, por el periodista Gonzalo Rosero, de que el dinero de los corruptos termine comprando su impunidad.
Serviría fijarnos en lo ocurrido la semana pasada en el Perú, cuando se descubrió en el entorno del presidente que uno de sus asesores en materia de salud pública ofrecía al administrador de una clínica privada contratos dentro del Sistema Integral de Salud (“Es el negociazo, yo tengo a los pacientes”, le dijo en la conversación grabada que trascendió a la prensa). Kuczynski, acogiendo la denuncia del periodismo investigativo y ratificando su voluntad de erradicar la corrupción, separó inmediatamente al corrupto y tomó otras medidas necesarias. LÉA MÁS : 

http://www.eluniverso.com/opinion/2016/10/21/nota/5865322/impunidad-venta
*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 21 de octubre del 2016

viernes, 14 de octubre de 2016

Pregunta inviable

Jorge G. Alvear Macías

Algunos señalan que la consulta popular que el presidente pretende efectuar en el 2017 tiene dedicatoria a Guillermo Lasso –político nuevo y con fortuna económica–, aspirante a sucederlo. Por esa vía, el primer mandatario tendría las condiciones para crear la contracorriente a las preferencias favorables a Lasso; y, además, el velado pretexto para hacer presencia con fines proselitistas.

La pregunta a consultar (“¿Está usted de acuerdo en que, para desempeñar una dignidad de elección popular o para ser servidor público, se establezca como prohibición tener bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales?”) también es cuestionada por pretender restringir los derechos de participación política de Lasso, amparados en la Constitución. Lo que en opinión de un respetable actor político del PSC solamente “se puede hacer a través de una Asamblea Constituyente”.

Sobre lo anterior discrepo. Ni siquiera una Asamblea Constituyente viabilizaría el propósito presidencial. Las convenciones internacionales de derechos humanos de las que Ecuador es parte impiden restringir derechos fundamentales. Y esa dificultad de bulto la Corte Constitucional no podrá esquivarla, independientemente de que termine complaciendo al Ejecutivo. Habría entonces la posibilidad de que una mayoría ciudadana autorice al Estado, mediante una reforma legal, la discriminación de un individuo, que por ser rico quedaría impedido de ejercer derechos reconocidos en la Constitución y tratados internacionales –nuevo orden público internacional–, y que, por el contrario, deben garantizársele. Confírmelo, señor lector:

1.- El deber del Estado de “garantizar sin discriminación alguna el efectivo goce de los derechos establecidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales…” lo establece la Constitución (artículo 3). Además, “… Todas las personas son iguales y gozarán de los mismos derechos, deberes y oportunidades. Nadie podrá ser discriminado por razones de etnia… ideología, filiación política… condición socioeconómica… ni por cualquier otra distinción… que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos. LÉA MÁS


*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 14 de octubre del 2016.

viernes, 7 de octubre de 2016

Honesto y traidor

Jorge G. Alvear Macías


Este año, en pocos meses, cambió la calificación gubernamental del grado de honestidad y lealtad del exministro de Hidrocarburos, Carlos Pareja, también exgerente de Petroecuador.
Según recuerda diario Expreso, en mayo, el presidente calificó a Pareja de “hombre honesto”; entonces ya se lo había vinculado a una sociedad offshore en los Panama Papers. Esta semana, el vicepresidente Glas lo acusó de traidor y pidió “disculpas al pueblo ecuatoriano”. Al menos, un millón de dólares habría recibido Pareja dentro de una supuesta red de cohecho. Se indicó que Pareja fue detectado en vínculos con empresas de Panamá y pagos para obtener contratos de obras en Petroecuador. Álex Bravo, exgerente de Petroecuador, hizo la transferencia desde una cuenta en la que tenía 12 millones de dólares.
El caso es que estamos percibidos como un país con alto nivel de corrupción. Agravada en la última década. Por ejemplo, en el programa radial Humanos, que transmite I99 FM, escuché que la corrupción se asume en el presupuesto de un emprendimiento con el rubro “refilamiento”. El conductor afirmaba que para establecer un negocio formal “hay que refilar” en la obtención de permisos de toda índole. LÉA MÁS: http://www.eluniverso.com/opinion/2016/10/07/nota/5840635/honesto-traidor?src=menu
*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 7 de octubre del 2016.

viernes, 30 de septiembre de 2016

La paz colombiana

Jorge G. Alvear Macías 


Muchos afirman en Colombia que el presidente Santos, actualmente criticado por lograr el convenio de paz con las FARC, en un futuro será objeto “de agradecimientos y admiración”.
Muchos votarán SÍ en el referéndum ratificatorio del convenio con esa organización guerrillera. La más numerosa, con grandes recursos económicos y políticos de apoyo, que le permitieron mantenerse con presencia activa y control territorial por más de 50 años en Colombia y hasta en suelo ecuatoriano (confirmada con el ataque militar colombiano el 2008 en Angostura).
Lo que resuelva el pueblo colombiano constituirá una riesgosa apuesta para restaurar la paz, en un contexto que no responde totalmente a la racionalidad, en medio de muchas preguntas sin responder y respuestas que no convencen. LÉA MÁS: http://www.eluniverso.com/opinion/2016/09/30/nota/5828596/paz-colombiana
*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 30 de septiembre del 2016.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Pases, corrupción e inversión

Jorge G. Alvear Macías


Después de la denuncia ante la Fiscalía en el 2015, con posterioridad a investigaciones internas en la Policía Nacional, relativas a miles de pases de miembros de la institución, la magnitud del grado de corrupción permeado en el sector público y el nivel de los involucrados no termina de sorprender a la ciudadanía.
Todo el tema corrobora que en Ecuador precisamos situar como objetivo nacional la eliminación de la impunidad, que nos mantiene en un marasmo de desconcierto y pesimismo (¿conformidad?) ante la falta de ideas claras para cambiar una visión que tiene mucho de cultural, y que tal vez para sustituirla requerimos ayuda de experiencias acumuladas por otras naciones.
Cuando la corrupción envuelve a miembros de alta jerarquía de la Policía Nacional –que debe garantizar la seguridad de la vida y bienes de los ciudadanos–, al extremo de que se cuestiona incluso al excomandante general de la fuerza, es que hemos tocado fondo y no podemos ignorar más la grave situación.
En Inter Press Service –una agencia de noticias– confirmé que en el 2011 ya tuvimos una importante alerta sobre el problema, filtrada por WikiLeaks, en un cable de la exembajadora de Estados Unidos Heather Hodges. Ella afirmaba a sus superiores la existencia de una generalizada corrupción en la Policía Nacional y, en particular, de su comandante general de entonces, cuyas prácticas –según ella– “eran tan conocidas que funcionarios de la Embajada estaban seguros de que el presidente también las conocía cuando le puso en dicho cargo”. La embajadora opinaba que LÉA MÁS:
 http://www.eluniverso.com/opinion/2016/09/23/nota/5815831/pases-corrupcion-e-inversion

*Publicado originalmente en el Diario El Universo el viernes 23 de septiembre del 2016.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Era un ‘picnic’ (¿con artes marciales?)

Jorge G. Alvear Macías


Un comunicado del Ministerio de Defensa “rechaza toda responsabilidad en relación al video” en el que aparecen dos militares (uno de ellos aclarando que en 4 meses no puede transmitir conocimientos de 8 años, otro con gorra que lo identifica como instructor) instruyendo a civiles cómo enfrentar con tácticas militares a una posible manifestación de protesta y también a policías. Una persona involucrada lo calificó de ‘picnic’.
El fiscal general investigará: “… no puede haber grupos armados de civiles enfrentando la delincuencia o las manifestaciones; eso es inaceptable…”.
El caso es que un párrafo del comunicado cita el artículo 22 de la Ley de Comunicación, advirtiendo que “la difusión del video en medios de comunicación sin la adecuada investigación periodística genera una alarma innecesaria y malestar en la ciudadanía”. Habría contradicción en ese juicio, dado que se ha iniciado una investigación que atañe a la seguridad interna, por tanto la alarma ciudadana es razonable.
La difusión del video permitió detectar e investigar la existencia de un campo de entrenamiento civil en tácticas militares, que habría durado 4 meses (con picnic incluido), donde les enseñaban a los alumnos y alumnas a patear para convertirlos en “armas mortales perfectas”.
El texto también pudiera entenderse como censura previa de los medios de comunicación. 
*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 16 de septiembre del 2016.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Derecho de réplica: uso indebido

Tomado de CONTRALÍNEA.com.mx

Jorge G. Alvear Macías 


El derecho de réplica es en esencia un derecho individual, de toda persona que se considere afectada en su dignidad, honor o reputación, por informaciones en medios de comunicación que considere agraviantes. No es ejercitable por instituciones del Estado. La Constitución de Montecristi así lo estableció (art 66:7), acorde con la Convención Americana sobre Derechos Humanos (art. 14:1). Ese espíritu lo recogieron la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) y su Reglamento.
No obstante lo anterior, en los últimos años (especialmente en este) representantes o funcionarios de instituciones estatales reclaman tal derecho y utilizan espacios de medios audiovisuales y escritos para difundir “contenidos” que ninguna relación tienen con el objetivo del derecho constitucional antes descrito. Muchos de tales “contenidos” se han dirigido zahiriendo en lo personal a presentadores de noticias, editorialistas o columnistas, o a personas identificadas con pensamientos contrarios al oficialismo, o para reproducir información estructurada como propaganda de gestiones gubernamentales o rebatir tesis (unas veces sosteniendo que era necesario para satisfacer derechos ciudadanos a contar con información plural, veraz y contrastada).
¿Y cuáles son los requisitos convencionales, constitucionales, legales y reglamentarios para ejercitar el derecho de réplica? Los resumo: Léa más:

*Publicado originalmente en el diario El Universo el día viernes 9 de septiembre del 2016